Ir al contenido principal

Unamuno, el incomprendido


Mi buen amigo Paco, barbero (como se decía antes) de Algorta, es salmantino. Me dice, mientras me corta el poco pelo que me queda, que en su tierra D. Miguel de Unamuno está considerado como su joya más preciada. Por eso cuando vino a Bizkaia, donde pensó que el escritor estaría en un pedestal,  quedó asombrado del trato tan despectivo que en general recibía el recuerdo , la persona, las ideas y …… hasta su cabeza de bronce , por parte de sus paisanos. Yo ya le he dicho que todo hay que matizar, que lo que opinen y hagan ciertos descerebrados que no son capaces de pasar de los clichés establecidos no es representativo de lo que personas (verbigracia el mejor alcalde del mundo, Azkuna) con más sosiego y raciocinio puedan pensar.

No obstante, bien es cierto , que Unamuno, ante todo un gran intelectual, no ayuda mucho a una comprensión inteligible sobre sus ideas. Hay que vivir con razón, sin razón o contra ella, decía. Y es que tuvo muchas ideas , en todas las facetas posibles (políticas, religiosas, sociales,…..) , muy variadas, muy cambiantes y hasta a veces contradictorias. Una personalidad , por tanto, compleja, apasionada, con carácter, inquieta, rebelde, contestataria, en crisis continúa, con sentimiento trágico de la vida, versátil, ……… Se definía como “orejano”, que es la res que va sin marca ni señal y como “hombre entero” a diferencia del “hombre partido” ó de filiación política concreta. Machado, dijo de él cuando murió, que quizás estaba en guerra  contra sí mismo.

Él mismo reconoció su vocación filosófica cuando de niño al ser requerido que diga algo decía “algo” ó la literaria cuando hacía de cuentacuentos de sus compañeros de colegio. Dicen, por otra parte,  que dando una conferencia al referirse al insigne Shakespeare lo pronunció castellanizándolo por Chaquespeare , lo que origino que parte del público le increpará y él sin inmutarse continuó dando la conferencia en inglés, idioma que dominaba junto al castellano, euskera, griego, latín, francés, catalán, portugués, alemán, italiano, danés, sueco….

Para empezar , hagámoslo cronológicamente con las ideas de un joven Unamuno. Sobre el idioma castellano: “El castellano no ha sido lengua indígena en mi tierra y aun los que lo hemos hablado desde la cuna hémoslo hablado siempre como lengua pegadiza”. Sobre el pueblo vasco: “ El pueblo vasco ha sido un pueblo mudo; ha sabido hacer grandes cosas, pero no contarlas. “.  Y argumenta que nuestra historia ha sido callada, hacia dentro, fuera del tablado de los pueblos teatrales y bullangueros. En julio de 1,876, con Cánovas presidiendo el gobierno español, se dictó la ley abolitoria de los fueros. Unamuno  “llora la  decadencia de la raza vasca, invoca al árbol santo de Gernika, y  maldice la corrupción de allende el Ebro”.  Incluso escribió una amenazadora carta anónima al rey Alfonso XII. Y más adelante llegaría a manifestar que Sabino Arana (al que llamó hombre singular y todo poeta) , criado en la misma época y ambiente, le debía a él su bagaje intelectual.

Ahora bien , ha sido, sobre todo, su posicionamiento sobre el euskera lo que le ha granjeado la enemistad en su tierra. En su tesis doctoral, sobre el origen de la raza vasca,  dejo entrever sus dudas sobre la capacidad del euskera para adaptarse a los tiempos modernos. No obstante, intentaría infructuosamente, ya que estaba “predestinada” para Azkue , conseguir la cátedra de euskera convocada por la Diputación de Bizkaia. Más tarde en los Juegos Florales de 1,901 daría la puntilla al asunto diciendo que el vascuence era una reliquia del pasado y que se encaminaba hacia su extinción. Pero la verdad es que entre este afán provocador típico de Unamuno, las labores calladas de lingüistas como Azkue , el proyecto político de Arana (que opinaba también, en su caso buscando revitalizarla, que el euskera tal y cómo estaba era casi una molestia que sólo servía para hablar de las labores del campo) y un pueblo cada vez más concienciado, consiguieron mantener viva la llama del idioma.

Una de sus frases celebres, también imputada a Baroja, es la que dice que el nacionalismo se cura viajando, cita que enmarcada en su defensa de la República  iba dirigida a los falangistas.

Y el final de su último e improvisado discurso , en 1,936 , en el inicio de la guerra “incivil” ( término suyo) , dirigido en público al general legionario golpista Millán-Astray es apoteósico y premonitorio: “ Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta , pero no convenceréis porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta : razón y derecho en la lucha”.

Sería conveniente que en cada generación hubiese al menos una persona con el talante intelectual como el de Unamuno, discípulo ensayístico de otro Miguel y vasco, Montaigne y maestro del excelso Borges. No importa no coincidir con él en sus ideas y planteamientos, ya que hasta él mismo se contradice. Sin embargo, su aportación y actitud sirven de guía para mantener la mente despierta, para cuestionarlo todo, para tener un espíritu crítico y no ser domesticable y en el fondo para poder dar un cierto sentido a la propia existencia. Para tranquilidad de Paco, muchos más paisanos de lo que parece lo valoramos. Es nuestro bilbaino (sin tilde, como a él le gustaba) más universal, hijo de un edil municipal, tío segundo del mítico Pichichi (Aranzadi Unamuno por parte de madre) ¡qué mayor engarce con el Athletic¡ , y halagó a su “tasita de plata”, escribiendo para la posteridad, que el mundo entero es un Bilbao un poco más grande.

Mikel Etxebarria Dobaran.
Publicado en Deia el 15 de junio de 2,013

Comentarios