Ir al contenido principal

Ser del Athletic


























Mi nieto tiene cuatro añitos. No se quita el equipaje completo del Athletic , con el numero 4  y con su nombre a la espalda , ni para dormir. Y eso que vive y ha nacido en Cataluña , dónde habiendo estado  de vacaciones he sido testigo de que estando en la calle vestido ¡cómo no¡ con la equipación del Athletic, vio a un niño algo mayor que él con la camiseta del Barça con el nombre de Messi a la espalda, y le dijo: ” Me llamó Amets y soy del Athletic ¿quieres jugar conmigo?”.
Posiblemente no sea aún mi nieto consciente, por la edad, de qué es “ser del Athletic”. Ser del Athletic es ser fiel a una filosofía única en cualquier deporte profesional del mundo. Es primar la forma sobre el fondo. Es demostrar casta el depender, cuando nadie lo hace, de la cantera, que se pondera más que la cartera. Es tener un estadio que siendo catedral tiene nombre de santo , sabiendo que Albert Camus -guardameta y Premio Nobel de Literatura- dijo, pensemos que tras conocer el viejo San Mames, que no hay lugar en el mundo donde un hombre pueda sentirse mejor que en un estadio. Es poder presumir de abundantes iconos mundiales en nuestra intrahistoria (Pichichi, Belauste, Zarra, Gainza, Iribar, Julen Guerrero,..) que además nunca cambiaron de aires. Es haber tenido como jugador a un mítico lehendakari , José Antonio Aguirre . Es jalear a mitos rivales (Di Stefano, Cruyff, Giggs, Zidane, Laudrup,  Maldini, Maier, Puyol,…).Es ser de un equipo con 120 años de historia, el más ancestral de los tres de siempre de Primera División, fundador de la Liga, campeón casi siempre cuando el juego era sin “cartas marcadas”, con jugadores legendarios, con comunión entre afición y jugadores. Es mantener la esencia romántica que nunca debió perder este deporte. En una actividad que es más negocio financiero-especulativo que actividad lúdico-deportiva, tener un equipo en la élite que sea capaz de mantener el espíritu de los partidos de chavales, de los equipos de barrio, de los que elegían a los jugadores “echando a pies”, es ser algo tan inconmensurable y tan inconcebible, que sólo los niños y los que no queremos dejar de serlo nunca, lo entendemos. Es poder poner con orgullo en el dorsal el propio nombre antes que el del crak millonario.
Por otra parte, hemos podido comprobar en el último Mundial , con muchos partidos emocionantes, con estilos de futbol variados y juego de altura, que el nivel de la Liga en la que participamos es muy alto, ya que ha aportado mas de 80 jugadores al campeonato . Todos los equipos de Primera División han contribuido con algún efectivo e incluso alguno de Segunda. En la final estaban nueve jugadores que participan en La Liga.
Por tanto, teniendo en cuenta , por una parte nuestras esencias peculiares y por otra el escenario en el que nos movemos , es preciso realizar alguna reflexión, siendo conscientes que  tras una horrorosa temporada puede ser aventurado. Tenemos una filosofía, no escrita pero consuetudinaria, basada en el uso y la costumbre , poco flexible y nos gusta decir que siendo nuestra seña de identidad es nuestro valor diferencial. Claro que esto nos supone tener un mercado muy reducido, que la plantilla tenga difícil la competencia y que nuestros escasos fichajes se encarezcan precisamente para nosotros. Además hay quién se deja engatusar, como lo intentaron sin conseguirlo con el homérico Ulises, por cantos de sirena y es que la hipótesis de más dinero, más fama, más títulos , resulta golosa. Tenemos además un importante problema demográfico, nacen muy pocos niños y esto va a ser un inconveniente muy grave para poder cobrar pensiones públicas dignas y también para poder nutrir a nuestro querido Athletic.
Nos hace falta un chute de ilusión. Necesitamos nueva sabia y nuevas ideas. En Bilbao nos gusta el Athletic y también el futbol. Esta bien seguir manteniendo la filosofía,  pero sobre todo hay que generar expectativas. Si no hacemos nada, tenemos el riesgo de que un día tengamos el estadio más bonito de Segunda División. Hagamos un Plan Estratégico, como hacen todas las empresas del mundo. Para mejorar en competitividad y para atraer y retener el talento. Marquémonos objetivos ambiciosos (disputar la Champion, ganar la Copa, ganar la UEFA,…) asumibles con nuestra historia y establezcamos unos Planes de Acción, acordes con ellos, actualizando con coherencia las fronteras de la filosofía. Sugerencias. Una: si un aquitano o un riojano , sin ningún vinculo con el Athletic, han podido jugar , ¿ por qué no un hijo de un peñista que ha mamado el Athletic desde la cuna aunque sea segoviano, cacereño, bonaerense, neoyorkino, londinense, belga, cubano, caraqueño, … así hasta casi mil peñas repartidas por el mundo?. Otra: poder contar con familiares de socios o con descendientes de vascos aunque no hayan nacido o se hayan formado futbolísticamente en Euskalherria. Otra: los inventores británicos del futbol jugaban en nuestros primeros equipos y con ellos ganamos nuestros primeros títulos; de ellos importamos nuestro nombre, nuestras camisetas, blanquiazules primero y rojiblancas después y los más prestigiosos entrenadores; ¿por qué no pueden colaborar con nosotros los descendientes de Dyer, Evans, Sangard, Cockram, Cameron, Grapham, Burns, Veitch,…?. ¿No habíamos quedado que los de Bilbao nacemos donde queremos?. Y todo esto lo dice alguien con posiblemente 64 apellidos vascos como presumía Unamuno y al que le encantaría que toda la plantilla del Athletic fuera del Casco Viejo, como D. Miguel y su sobrino Pichichi.
Por cierto, con el empoderamiento absolutamente imparable del mundo femenino y con la tendencia a la igualdad de genero en derechos y oportunidades, debemos sacar la gabarra , nuestro símbolo de la victoria, cuando el Athletic femenino gana títulos. Es un estimulo al equipo y a la afición. Es otra sugerencia.
Los que ya peinamos canas , cuando éramos jóvenes conocimos a un Athletic que ganaba Copas y hasta Ligas. Y a ningún niño le gusta ser de un equipo perdedor. Queremos seguir siendo no solo de un equipo histórico sino legendario, y cuando ganemos alguna final que el mundo vislumbre otra forma de llegar a la victoria. Que el futbol, el deporte en general , la profesión o actividad de cada cual, la vida que nos ha tocado vivir a cada uno de nosotros , no es o no debería ser, solo, profesionalidad y técnica, calidad y pizarra, dinero y títulos, sino también pasión y sentimiento, nobleza y corazón, solidaridad y fair play,… AUPA ATHLETIC ¡¡¡¡¡¡

Mikel Etxebarria Dobaran

Comentarios

Entradas Populares

Empresas S.A. (Sin Alma)

Unamuno y los Reyes Magos

Agranda la puerta, Padre
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.

Si no me agrandas la puerta,

achícame, por piedad.
Vuélveme a la edad aquella,
en que vivir es soñar.

Miguel de Unamuno.

Conmemoraciones Estelares de la Humanidad 2018

La historia circular

La idea del eterno retorno y del tiempo cíclico deviene de la antigüedad y entre otros sirvió a Hegel para defender la circularidad de la historia y a Kalecki su teoría de los ciclos económicos.  Incluso la torre aneja al castillo de Montaigne, donde conversaba con sus libros - provisiones para la vida les llamaba- era circular.
Mis inicios laborales en la incipiente Administración Pública Vasca en los primerosaños 80 en diversos lugares (hasta tres diferentes ) a lo largo de la Gran Vía bilbaína ó mi comienzo en el año 90 en la naciente Neinor en el Edificio Granada , junto a la Plaza Moyua,son la base de partida para volver, retornar, ahora, tras varios quinquenios, casualmente (como diría Borges) o causalmente (como diría Auster) , a un Edificio junto a la misma Plaza Moyua , en la refundación de la mercantil en Neinor Homes.
Pero el retorno también es personal. Uno que hace ya algunos decenios nació en Bilbao (junto a la ría y el Ayuntamiento) y que fue domiciliándose, no muy lejos,…

Votar para que no nos roben la esperanza

Mañana hay elecciones y el día anterior suele ser tradicionalmente la llamada jornada de reflexión y en ella estoy ahora.

Me preocupan dos cosas fundamentalmente. Una , no es de ahora, sino de hace muchos años, pero que se va agravando peligrosamente: el bajo nivel, en general, tanto de las propuestas políticas como de los propios políticos profesionales. Otra, el peligro , muy cercano, de involución política , de desandar lo avanzado en humanismo, en respeto al diferente, a las minorías, al pensamiento crítico,...

En este medio de comunicación propio que tengo por idea de mi hija - las moderneces a veces aportan cosas curiosas- lo que no sé , aunque igual si se puede saber , es cuantos seguidores tengo; es decir, amigos y amigas que se han suscrito y les llega lo que escribo. Intuyo que no seréis muchos porque ni lo conoce mucha gente ni uno tampoco es ni pretende ser ningún influencer, ya que además no tengo intención de ligarlo, como me lo han propuesto,  a ninguna web de medios d…