Ir al contenido principal

Unai , Amets y una “I”




¡Ha nacido nuestro segundo nieto Unai! 🎊🎉🍾🥂👏. 
Un morrosko de 4,2 kg. Ya que Unamuno daba más importancia a la intrahistoria , foco interior ardiente le llamaba, que a la pobre corteza en la que vivimos , es decir , a la historia según el bilbaino, voy a centrarme en este episodio actual , de gran regocijo , júbilo y alegría, de nuestra particular intrahistoria familiar.

Su hermanito mayor, es decir nuestro primer nieto, Amets, tuvo, hace unos meses, una salida genial. En cuanto se enteró del nombre previsto para su futuro hermanito, a través de su madre – nuestra hija Eider-,  primero se sorprendió un poco siendo el nombre”una i”  y segundo le dijo:
-       "Amatxu,  ¡ estate tranquila !, esa letra: la “i” , ya me la conozco".

Y Amets, socarrón con cuatro añitos, una vez que comprendió que el nombre era Unai y no una, por muy importante que sea, simple letra “i “, decidió tomar el pelo durante todo el embarazo - y ahora que ha nacido sigue con ello- a su hermanito y a toda la familia llamándole, ya más en broma que en serio, “I”e incluso "una i". Y es que en Cataluña no es muy común el nombre de Unai, ni, por otra parte, tampoco los de Amets o Eider.

Nuestra hija tiene, entre otros muchos,varios méritos que sus padres debemos agradecer, algunos a contracorriente de las tendencias actuales: decidir tener hijos , además en plural ; tenerlos  siendo muy joven y no teniendo fácil los apoyos familiares y laborales; ponerles nombres en euskera, viviendo en Cataluña y con el marido catalán; inculcarles , a cientos de kilómetros de distancia, el amor a la tierra vasca en general y  con ayuda de uno que conozco de cerca, al Athletic Club en particular,...¡Cómo son las vascas !.

Lo que ya me gusta menos, aunque los de Bilbao nacemos donde queremos, es que los nietos estén naciendo fuera de Euskadi, si bien Amets lo hizo prácticamente en territorio o embajada euskaldun , en el Hospital de Can (“casa” en catalán) Ruti, que pocos catalanes saben que era hace trescientos años una finca de la familia vizcaína Urrutia, de ahí lo de “ruti” en ese afán catalán (como lo de la i de Unai) de ahorrar hasta en las letras; es decir que nació en Casa Urrutia, en Urrutikoetxea, casualmente uno de nuestros apellidos y el de un histórico portero del Barça, y que puede traducirse como “la casa de lejos” , nunca mejor dicho. 

A ver si nuestro hijo Eneko ( para sus aitas) Aritza ( para el resto del mundo) y su neska, que viven en Euskalherria, se ponen en faena (ánimos les damos continuamente) y proseguimos con la saga en el  Golfo de Bizkaia, oteando el Atlántico , además de seguir dejando vigías para el llamado Mare Nostrum, el Mediterráneo, que suele ser en general  - aunque últimamente con menos seny y más rauxa - más templado y calmoso.


Por su parte, Amets, que pensaba que ya podía jugar al futbol con Unai, dice que le va a enseñar a chutar fuerte. El futuro del Athletic está asegurado¡¡¡

Y para acabar esta intrahistoria familiar, Ongi Etorri (Benvingut/Bienvenido) Unai eta Zorionak (Felicitats/Enhorabuena) a toda la familia, pero sobre todo a los ya doblemente aitatxus de bilbainos – "el mundo entero es un Bilbao más grande", ¿adivináis quién lo anunció?  - en la extraterritorial de Cataluña.

El orgulloso aitite Mikel

PS (Post Scriptum). No es un error ortográfico -que tome nota la RAE si lo considera-, los de Bilbao, pronunciamos y escribimos en castellano bilbaino, sin tilde. En euskera: bilbotarra y no existen tildes.




Comentarios

  1. Respuestas
    1. Eskerrik asko. Perdona porque te ha llegado de nuevo ayer por decisión supongo del algoritmo de turno ( no mía). Y en cambio no te llegan las nuevas publicaciones. Lo que digo es extensible a todos los suscritos. Mientras no se arregle el problema técnico, si os interesa, entrar de vez en cuando en el blog para ver si hay algo nuevo. Mila esker eta parkatu , danori.

      Eliminar

Publicar un comentario