Ir al contenido principal

La Esperanza en Catalunya





Las realidades suelen ser diversas, variadas y complejas. La verdad absoluta es un desideratum y conviene tener visiones desde ángulos diferentes. Por algunos medios de comunicación y algunos partidos políticos  se nos intenta vender , a menudo, una realidad en blanco y negro, sin grises y a veces manipulada. De eso sabemos mucho los vascos: que hemos tenido problemas y conflictos , desde luego y además terribles; que se han intentado contar y utilizar de determinada manera, por güelfos y por gibelinos, también.

Desde hace un tiempo les toca a los catalanes. Que hay opiniones diferentes , por supuesto. Que algunos han tratado de tapar vergüenzas con identidades sobrevenidas, evidente. Que otros han removido el avispero porque pensaban sacar petróleo en otras tierras, por supuesto. Pero no existen dos comunidades enfrentadas por mucho que interese a los que se ponen a los dos lados de barricadas que ellos mismos instalan. Voy a menudo a Catalunya, dónde tengo familia y no es lo que veo. Lo que si atisbo es que la mayor parte de la sociedad quiere vivir con tranquilidad, criar a sus hijos, cuidar de sus mayores, trabajar, divertirse y también, cómo no, opinar sobre su futuro. No tiene problema en usar varias lenguas, en tener la mente más abierta de lo que parece y en política, si es que algún día recupera esta una brizna de prestigio, le encantaría poder elegir entre estadistas más que entre populistas , que son los que abundan, (! cuanta razón tenia Platón ! ) en todos los bandos y en todos los lugares.

No hay problema tampoco en divertirse , sin necesidad de que haya fiestas oficiales, sin necesidad de exponer símbolos ni de colgar banderas, con el lenguaje universal de la música, con los vecinos, amigos y familiares, un domingo cualquiera en cualquier pueblo catalán y sin preguntar a la pareja de baile de que pie cojea. No es que me haya dado un ataque de ingenuidad, es realismo, es lo que veo y es lo que me gusta ver. Tengamos confianza en la mayor parte de la gente, en su madurez y en su cordura: es la esperanza en el mundo, es la esperanza en Catalunya.

Comentarios

Entradas Populares

Empresas S.A. (Sin Alma)

Unamuno y los Reyes Magos

Agranda la puerta, Padre
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.

Si no me agrandas la puerta,

achícame, por piedad.
Vuélveme a la edad aquella,
en que vivir es soñar.

Miguel de Unamuno.

Conmemoraciones Estelares de la Humanidad 2018

La historia circular

La idea del eterno retorno y del tiempo cíclico deviene de la antigüedad y entre otros sirvió a Hegel para defender la circularidad de la historia y a Kalecki su teoría de los ciclos económicos.  Incluso la torre aneja al castillo de Montaigne, donde conversaba con sus libros - provisiones para la vida les llamaba- era circular.
Mis inicios laborales en la incipiente Administración Pública Vasca en los primerosaños 80 en diversos lugares (hasta tres diferentes ) a lo largo de la Gran Vía bilbaína ó mi comienzo en el año 90 en la naciente Neinor en el Edificio Granada , junto a la Plaza Moyua,son la base de partida para volver, retornar, ahora, tras varios quinquenios, casualmente (como diría Borges) o causalmente (como diría Auster) , a un Edificio junto a la misma Plaza Moyua , en la refundación de la mercantil en Neinor Homes.
Pero el retorno también es personal. Uno que hace ya algunos decenios nació en Bilbao (junto a la ría y el Ayuntamiento) y que fue domiciliándose, no muy lejos,…

Votar para que no nos roben la esperanza

Mañana hay elecciones y el día anterior suele ser tradicionalmente la llamada jornada de reflexión y en ella estoy ahora.

Me preocupan dos cosas fundamentalmente. Una , no es de ahora, sino de hace muchos años, pero que se va agravando peligrosamente: el bajo nivel, en general, tanto de las propuestas políticas como de los propios políticos profesionales. Otra, el peligro , muy cercano, de involución política , de desandar lo avanzado en humanismo, en respeto al diferente, a las minorías, al pensamiento crítico,...

En este medio de comunicación propio que tengo por idea de mi hija - las moderneces a veces aportan cosas curiosas- lo que no sé , aunque igual si se puede saber , es cuantos seguidores tengo; es decir, amigos y amigas que se han suscrito y les llega lo que escribo. Intuyo que no seréis muchos porque ni lo conoce mucha gente ni uno tampoco es ni pretende ser ningún influencer, ya que además no tengo intención de ligarlo, como me lo han propuesto,  a ninguna web de medios d…